Sartenes antiadherentes

En mejorquemejor somos fans de las sartenes de hierro fundido, pero no solo de pan vive el hombre y las sartenes antiadherentes tienen también un hueco en nuestras cocinas. Estas sartenes suelen ser de aluminio, en su mayoría con alguna capa de algún metal ferromagnético para que funcionen y se calienten en las placas de inducción. Lo que les caracteriza es una capa de teflón que le confiere esa propiedad de antiadherente, esta capa tiene sus detractores por diversos motivos, por lo que hoy en día existen variedad de recubrimientos mas o menos antiadherentes que intentan mejor las prestaciones de las clásicas. Pero nos estamos avanzando, primero deberiamos preguntarnos:

¿Porque comprar una sartén antiadherente?
Para nosotros la respuesta es fácil, hacer una tortilla de patata con una sartén de hierro fundido puede ser un sufrimiento innecesario. Pese a que preferimos las sartenes de hierro fundido para carnes, pescados y guisos, el uso de sartenes antiadherentes son convenientes para todas aquellas elaboraciones que no queremos que se pegue nada.

¿Todas las sartenes antiadherentes son de teflón?
Pues según se mire porque Teflon es hoy en día una marca registrada por lo que las primeras marcas realizan sus propios compuestos. Pero no es el teflon lo que es problemático o mejor dicho lo que tiene mala fama, en si sino algunos de los polimeros que se encuentran en la formula como el Polytetrafluoroetileno (PTFE) y el PFOA, sin entrar en grandes disertaciones parece que podemos considerar el PTFE como seguro pero no tanto el PFOA.

¿Y cómo evito comprar algo que sea perjudicial?
Pues nuestra recomendación es comprar sartenes de calidad, de esas que el antiadherente dura años sin rayarse. Pero podemos ver también las alternativas disponibles en el mercado:

La primera alternativa serian las sartenes de Teflón sin PFOA, son baratas pero se rayan con facilidad. También puedes decantarte por sartenes de cerámica, yo he tenido algunas, que si bien se podían lavar frotando fuerte sin miedo a rayarlas, su capacidad «antiadherente» hay que ponerla a veces entre comillas. En cuanto a los PFOA, y ya dejo el tema, generalizar en cada tipo de sartén es difícil pues en muchas ocasiones llevan un baño antiadherente que puede incluir estas sustancias, si te preocupa el tema tendrás que mirar e investigar en cada caso.

Sartenes de titanio y/o de otros minerales como sartenes de diamante o sartenes de zafiro, son sartenes en cuyo recubrimiento se usan estos materiales como reclamo pero es cierto que son muy duras y de altísima calidad, si decides adquirir este tipo de sartenes es posible que pagues más de lo que tenías pensado pero no te arrepentirás. También puedes encontrar sartenes de «roca» de granito o similar, al igual que las anteriores se trata de añadirles compuestos que aumenten su durabilidad, en definitiva que mejoren su calidad.

Existen todavía un par de cuestiones mas a considerar a parte del material, el tamaño o diámetro es el primero de ellos, si queremos una sartén que nos sirva un poco para todo, incluyendo para la tortilla de patatas, estaremos hablando de una sartén de entre 20 y 25 cm. A nosotros nos gusta tener una para los huevos fritos también de unos 15 cm.

Pero, si la queremos para un uso más especifico cómo una sartén para crepes en cuyo caso podemos encontrar sartenes especificas y perfectas para ello. Yo tengo esta sartén de crepes de Tefal. Mucha gente tiene una sartén que usa en exclusiva para tortillas de patatas para que no se estropeen rápido y no se peguen, pero con una sartén de calidad y algo de cuidado tendrás algo más polivalente, y duradero.